Inicio > TACOGRAFO DIGITAL

El nuevo Tacógrafo Digital dispone de una apariencia similar al tacógrafo analógico. El sistema consta de una unidad de vehículo, un sensor de velocidad y las tarjetas de tacógrafo.

Los discos del tacógrafo analógico han sido reemplazados por tarjetas inteligentes, basadas en un chip, que almacenan la información de los conductores ( conducción, descanso, trabajo y tiempo de presencia ), y en el tacógrafo  dan acceso a determinadas funciones según el perfil del usuario (conductor, empresa, cuerpo de control o taller).

La información almacenada será la misma en cuanto a tiempos y velocidades que aparece actualmente en los tacógrafos analógicos, pero a diferencia de ellos, quedarán registrados en unos archivos encriptados que solo se podrán leer con accesorios de descargas homologados o llaves de descarga.

La unidad de vehículo se instalará en el interior de la cabina del conductor, de forma que el conductor pueda visualizarlo y manejarlo. Éste se comunicará con el sensor, que estará instalado en la caja de cambios normalmente, conectado con la unidad mediante un cable.

El sensor es un aparato que permite registrar las velocidades y distancias recorridas por un vehículo, mediante el envío de una señal encriptada a la unidad de vehículo. Ésta señal podrá ser activada por un Centro Técnico Autorizado.

La unidad del vehículo será la encargada de controlar todo el sistema, y registrar, entre otras, toda la información relativa a la actividad de los conductores durante los últimos 365 días.

Además almacenará información relativa a fallos, intentos de manipulación del sistema, velocidad excesiva, calibración… así como cuando se ha accedido a dicha información, ya sea por parte de un Inspector o los Cuerpos de Seguridad del Estado.

La unidad de vehículo estará fijada con la hora GMT (Greenwich Mean Time), es decir, la hora del meridiano de Greenwich, también conocida como UTC (Universal Time Co-ordinated). Según el fabricante de la unidad será posible, el modificarla a la hora local, una hora más en invierno o dos horas en verano para España.

Para poder utilizar la unidad del vehículo, los conductores, empresas, centros técnicos y cuerpos de seguridad, tendrán una tarjeta que recogerá sus necesidades específicas, de forma que les permita acceder a los datos contenidos en la unidad para los que están autorizados.

La implantación en España del tacógrafo digital para vehículos de nueva matriculación, obligados al uso e instalación de este aparato de control, comenzó el 1 de enero de 2006.